violencia de genero

Buscar en Diario La Noticia

Buscar

Herramientas

Enviar a un amigo Enviar a un amigo

Imprimir Imprimir

01/10/2009

Comentarios: 0

MUNICIPALES

Escándalo de un inspector municipal mientras gozaba de sus vacaciones

El hecho ocurrió el viernes 13 apenas pasado el mediodía, cuando su hija, quien se desplazada en bicicleta por la avenida San Martín al 850 sufrió un pequeño accidente, en circunstancias que un automovilista abriera la puerta de su auto y provocara la caída de la joven del rodado.

Tras golpearse la cara y lastimarse en la zona de la boca, la joven entró en una crisis de nervios y pedía a gritos la presencia de sus padres, a quien ella misma se encargó de llamar vía celular.
Minutos más tarde llegó al lugar del accidente el señor padre de la joven, el agente de tránsito de apellido Papaleo, quien se encontraba gozando de sus vacaciones, e inmediatamente y sin ni siquiera mirar como se encontraba su hija empezó a increpar de muy malos modos al señor Prieto, titular del automóvil, y a exigirle que le entregara los papeles del auto.

La hija de Papaleo fue atendida en el lugar por el servicio de emergencias y trasladada al hospital para realizarle un chequeo, que minutos más tardes arrojó que no sufrió más lesiones que las que estaban a la vista en su boca.
Papaleo eligió quedarse en el lugar antes de acompañar a su hija, mostrando una gran intransigencia en su pensamiento y una tozudez asentada, propio de alguien que me parece, no puede estar trabajando como agente de transito, cuando en un trabajo de esa índole lo que se necesita es serenidad y buena predisposición para tratar con vecinos que se hallan en infracción.

Conclusión: un pequeño accidente, de los que ocurren casi todos los días y que nadie sale a provocarlos intencionalmente (algo que Papaleo no entiende), terminó con gritos y desmanes a por doquier, dos ambulancias, dos móviles policiales y un sinnúmeros de vecinos mirando azorados la actitud de un padre, que en lugar de ponerle paños fríos a la situación, llegó con un fósforo encendido, tratando de “alimentar la hoguera”. Admiro la tranquilidad que Prieto le puso a la situación, porque de ser otra persona, Papaleo hubiera contado otra historia al final del día.

E.C. 13/3/09

 
 
 


 
No se encontraron comentarios

Comentarios: 0

01/10/2009

SEGURIDAD

El efecto Laso…

Comentarios: 0

01/10/2009

POLITICA

De que recambio nos hablaban?

Comentarios: 0

01/10/2009

POLITICA

Las elecciones dentro de las elecciones

Comentarios: 0

01/10/2009

POLITICA

Elecciones 2009

Comentarios: 0

01/10/2009

POLITICA

¿José Bucca asume como diputado?

Comentarios: 0

01/10/2009

POLITICA

Elecciones 2009: está abierto el libro de pases

Comentarios: 0

01/10/2009

POLITICA

El peronismo festejó la “Lealtad”, pero…

Comentarios: 0

01/10/2009

MUNICIPALES

Subió la bolsa, baja Rivadeneira?

Comentarios: 0

01/10/2009

MUNICIPALES

En la oficina de tránsito, un zorro metió la cola